Pages

domingo, 5 de mayo de 2013

Ser Nativo digital tiene muchas ventajas



Nativos e inmigrantes, dos términos que no dejan lugar a dudas en cuanto a su significado, pero si les añadimos el término digital, la cosa se complica. Sí, lo han adivinado, comienzo el debate sobre las ventajas e inconvenientes de estos dos términos y he pensado que la mejor forma es aclarar los términos, pero no seré yo quien lo haga. He elegido la voz experimentada de Mark Prensky, autor del término Nativos digitales, quien explica que son las personas nacidas desde mediados de la década de los noventa del siglo XX hasta nuestros días (y en lo sucesivo claro está). De manera que parece sensato concluir que los Inmigrantes digitales serán aquellos nacidos anteriormente, como yo.


Sin embargo, es esta condición de Inmigrante digital, la que permite resaltar las ventajas de los nativos, porque yo misma las he experimentado en la medida en la que he optado por formarme para pasar desapercibida entre esos nativos.

Éstos han crecido en una realidad en la que las mal llamadas NNTT (ahora ya no son nuevas) o mejor llamadas TIC forman parte de su vida, están perfectamente integradas en ella. Pero la verdad es que las tecnologías están presentes también en la vida de quienes  no son nativos y en función de lo preparados que estemos para su uso tendremos abiertas las puertas a un sinfín de posibilidades.

En esa línea podemos señalar que la primera ventaja de los Nativos digitales, es su propia condición porque tienen interiorizados los usos de las TIC, mientras que el resto debemos formarnos en ellas. Además, procesan más rápido la información porque son usuarios multitareas, y esto, a su vez, les permite tomar decisiones de forma más rápida. Otra de las ventajas es su generosidad, es decir, han asimilado el sentido último de la red, que es compartir el conocimiento y lo hacen con naturalidad. Asimismo, tienen acceso a una cantidad infinita de información sobre cuestiones académicas, intereses particulares, resolución de dudas… fruto de esa actitud que señalábamos.  

El problema, que lo hay, es que si somos conscientes de que existe esta brecha entre Nativos e Inmigrantes digitales, y también que los primeros son, por lógica y por edad, nuestros estudiantes potenciales, deberíamos preguntarnos ¿para cuándo un sistema de Enseñanza/Aprendizaje dotado con las herramientas, recursos humanos… adaptado a la realidad de sus usuarios? Les invito a leer algunas de las reflexiones de nuestros compañeros en Rebelión en las TIC.

 Mi respuesta, es breve: vaya usted a saber… sí, a saber cuándo los currículos tendrán en cuenta estas herramientas en serio, cuándo las Administraciones dotarán a los centros,  cuándo los profesores optarán de forma unánime por integrar a sus metodologías las herramientas que se han convertido en extensiones de sus alumnos… y así, un sigue y no pare

8 comentarios:

letizia nati poltri dijo...

¡Enhorabuena, Isabel! Tu entrada pone de relieve muchas de las ventajas que los nativos digitales presentan a la hora de aprender. Con respecto a esto, me gustaría señalar que los nativos digitales constituyen nuestro presente y futuro. Nuestros futuros alumnos se aproximan a las pantallas interactivas digitales desde edades cada vez más tempranas: videojuegos, móviles, ordenadores, iPod, Internet. Estos aparatos están presente en un número siempre mayor de casas y habitaciones, de hecho, las TIC forman parte de su entorno cotidiano y, con ello, las experiencias de entretenimiento, socialización y formación que ofrecen.
Y ahora, algunas preguntas: ¿el profesorado sabe en qué manera gestionar esta revolución? Algunos creen que las TIC son simple derivación de las herramientas de Gutenberg: la tableta una ayuda al libro de texto, la pizarra digital una pizarra un poco más moderna, sin embargo, la revolución de la era digital supone un replanteamiento no solamente en la manera de dar clases, sino en cómo se aprende. Es necesario pensar en una nueva didáctica que sepa relacionarse con las mentes rápidas de nuestros alumnos. Lo cual supone, en fin, poner en discusión la transmición unidireccional y gerárquica del conocimiento.
¿Y los políticos, son concientes de la brecha que separa al profesor de sus alumnos? Como bien indicas en tu entrada, parece que no, a pesar de que la presencia de las TIC se da en casi todas las esferas de la vida social...digo casi porque en la educación se veen muy poco. Se realizan inversiones, organizan cursillos, y con esto se acaba todo.. en fin, yo sinceramente creo que hasta ahora no hemos asistido a una auténtica política de fomento de su integración en las aulas. ¿Hasta cuándo tendremos que esperar?

José Rovira Collado dijo...

Estupenda entrada Isa y muy buen comentario Letizia. Solamente un apunte, la edad para identificar a los nativos ha ido cambiando. Primero se hablaba de la generalización de la informática y los ordenadores personales y porteriormente de Internet. Por eso, encontramos uno amplio abanico de "Nativos" que tienen distintas capacidades. Respecto a la introducción de las TIC en las escuelas, aunque no sea generalizada, la práctica de los blogs y el anterior debate nos sirven para confirmar que ya hay muchos proyectos con importantes logros. Atención que esos proyectos han sido diseñados por "inmigrantes".

Axel Ramírez Vitoria dijo...

Recursos aparte, que es un tema que suelo abordar, opino que es un cambio que sobrevendrá necesariamente, aunque lleve su tiempo que se consolide totalmente (terminando con la incorporación de esta nueva generación al profesorado).

Por ahora lo mejor que podemos hacer los inmigrantes antes de dar paso a los nativos es sacar partido de lo que hay y exprimir todas las posibilidades de las herramientas que nuestros alumnos ya usan o podrían emplear.

Está claro que depende de la iniciativa personal del profesorado, pero la realidad dista de ser un "sálvese quien pueda": por suerte, hay una miríada de magníficos docentes que comparten experiencias y material, que nutren decenas de portales esenciales.

El terreno está fértil, ¡sembremos!

Isa Martinez dijo...

Estoy de acuerdo contigo Axel, creo que hay muy buenos docentes que están haciendo cosas muy interesantes con las TIC y como dice José Rovira, se trata de Inmigrantes digitales. De hecho os invito a escuchar y leer estas reflexiones de Marc Prensky, otro Inmigrante digital, que tienen claro el lugar que ocupan "los ordenadores y los videojuegos" en el que debiera ser el sistema de aprendizaje del siglo XXI
http://www.rtve.es/television/20101205/no-molestes-mama-estoy-aprendiendo/381903.shtml

Lo que pretendo poner de relieve con esto es que sí existe esa brecha de la que hablaba en mi entrada, pero también hay un número elevado de individuos luchando por hacerla cada vez más pequeña. Evidentemente, por una cuestión generacional, en las trincheras de esa lucha encontramos Inmigrantes digitales, pero eso no contradice mis argumentos, en los que defiendo claramente que los Nativos digitales tienen ventajas sobre los primeros. Posiblemente, un problema que en la medida en la que escribo estas líneas, me planteo es si esos Nativos precisan de una formación adecuada que les permita optimizar las ventajas que tienen inherentes a su condición, o si el hecho de no hacerlo puede terminar medrando esas ventajas.

AIDAPB dijo...

Tu entrada Isa pone de manifiesto una cuestión que paradójicamente sigue latente en nuestros días, tal vez a la espera de que entre todos vayamos buscando una respuesta contundente. Si los llamados nativos digitales son llamados así por haber nacido con la predisposición natural, genuina de su generación, de dominar las herramientas TIC, ¿por qué no aprovecharnos de ello? No son los alumnos quienes han de adaptarse a nosotros, sino al contrario, nuestra metodología tiene que estar planteada por y para ellos, pues de lo contrario el proceso de enseñanza-aprendizaje será un absoluto fracaso, o cuanto menos un camino infértil.
Debemos partir de su realidad social, conocerla bien, y sólo entonces entenderemos el porqué de la necesidad de trabajar con TIC en el aula.

Isa Martinez dijo...

Estoy de acuerdo contigo Aída, es imprescindible que el docente analice la realidad y las necesidades de sus alumnos y a partir de ahí actúe en consecuencia. Es en ese campo en el que las Tic están llamadas, para algunos ya lo son, a ser una herramienta al servicio de una nueva metodología que responda satisfactoriamente a la demanda de los estudiantes.

Sandra dijo...

Magnífica entrada. Estoy de acuerdo con tus argumentos. Los nativos cuentan con muchas ventajas que deberían compartir con los inmigrantes. Muchos inmigrantes digitales ya hacen maravillosos trabajos con las Tic. Ahora, en vez de esperar a un giro curricular y partidas tecnológicas palpables, el profesorado debe apostar por ofrecer a los alumnos herramientas propias de su realidad. Que las Tic se integren definitivamente. Felicidades por tu trabajo.

Marta Pérez Cerdá dijo...

Enhorabuena Isaben, argumentos muy buenos y muy precisos.
Siendo fiel a mi postura en este debate, no estoy de acuerdo con lo que dices de que los nativos están perfectamente integrados en las TIC pero ¿y en la sociedad existe esa integración como un inmigrante? Está cv¡laro que ahora sí existe esa integración pero creo que en un futuro o se les educa para no abusar de las TIC o dejaran de integrarse. Hoy en día ya pasa hasta con un inmigrante digital. Estás en un café y tu amigo o tú misma te pones a hablar por whatsapp. Tu compañero te habla pero estás tan asumida en el móvil que te olvidas de todo lo que se hace a tu alrededor.
Se está perdiendo una conversación quizás muy productiva. Esto no puedo ocurrirnos, estamos faltando al respecto a alguien y estamos quedándonos al margen de la conversación que puede surgir en ese café. Nos estamos desintegrando sin querer, aunque de momento no se abuse de ello si seguimos haciéndolo perdemos esa integración y nos aislamos.
Además, destacas que trabajan de forma rápida y procesan más rápidamente la información. Creo que esto es bueno pero a la vez malo porque adquieren tanta información que acaba por olvidarse. A veces´ser rápido es un inconveniente porque no revisas o atiendes a cuestiones que una persona que va más despacio sí tiene en cuenta.
Estoy de acuerdo en que son más generosos pero a la vez creo que más competitivos. Las redes crean más competividad. Es un rasgo positivo pero del que no se debe abusar en exceso.
Totalmente a favor de la última cuestión que planteas. Necesitamos una nueva metodología e integración de las TIC para evitar que los nativos abusen de ellas. Esto se evitaría educándolos para ello. Pero claro, si no se integran las TIC y muchos profesores no empiezan a formarse para ese desafío que nos presentan nuestros nuevos alumnos nativos, no vamos a unir esa brecha de la que tanto hemos hablado.

Publicar un comentario

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.