Pages

domingo, 5 de mayo de 2013

¿Por qué olvidamos los aspectos negativos de los Nativos digitales?



Estamos en una sociedad en que las nuevas tecnologías están afectando negativamente en algunos aspectos sociales y educativos tanto de los nativos digitales como de los inmigrantes digitales. Realmente me preocupan más los aspectos negativos que se acarrean en los “nativos digitales” y en esta entrada, los comentaré dentro de tres ámbitos que me parecen fundamentales para la educación de los niños: el ámbito social, ámbito familiar y ámbito educativo.

Hoy en día, los niños nacen rodeados de todo tipo de tecnología, por tanto, tienen un mayor conocimiento de la tecnología y de internet que los inmigrantes digitales. Este conocimiento puede suponer un gran avance pero a la vez y desde mi punto de vista una retrospección ya que cada vez los niños saben menos. Como prueba de ello esta viñeta:

Desde el punto de vista social, los niños utilizan las tecnologías para integrar su mundo laboral y personal. Esto provoca aislamiento ya que dejan de socializarse e interactuar con amigos porque no están capacitados para afrontar una conversación frente a frente; sino que para ellos es más cómodo enviar un mensaje cuando quieren comunicarse. Este aislamiento fomenta la inseguridad y la ansiedad y por eso, observamos niños muy retraídos fuera de la pantalla de un ordenador. 
Sobre esto, es conveniente resaltar que al no darse la comunicación frente a frente se pierde el valor espontáneo de la conversación y todos los gestos no verbales que se implican en ella. Por ordenador, tenemos emoticonos pero no es lo mismo que pongamos un emoticono que una persona mediante sus gestos faciales nos muestre su postura durante la conversación. Por lo tanto, la era tecnológica está acabando con factores tan importantes como la expresión oral o la conversación del “Aquí y ahora”. Ante esto me surge una cuestión: ¿Dónde han quedado las actividades como subir en bicicleta o pasear por el campo?
En cuanto al ámbito familiar, el problema fundamental y claro es la economía. Comprar este tipo de materiales tecnológicos supone un gran gasto y no todas las familias tienen los recursos necesarios para poder favorecer a sus hijos. A este problema económico, se une ese aislamiento que sufre el niño que provoca que se pierdan las relaciones familiares. Esto crea mucha independencia personal por parte del niño, pero a la vez está rompiendo uno de los pilares fundamentales para su educación: la familia. El uso de Internet supone, además, un control exhausto de los padres para la seguridad de los hijos. Los niños no son conscientes de los peligros que puede ocasionarles el compartir cierta información privada. Entre esos peligros tenemos un secuestro o un acoso y en menor medida que esa información sea utilizada cuando llegue la hora de solicitar un puesto de trabajo. 
Otro de los grandes problemas es en el ámbito educativo. Las tecnologías e Internet pueden ayudar y favorecen el aprendizaje de los niños. Esto es algo indiscutible. Una de las ventajas es esa capacidad “multitarea” que adquieren gracias a su desarrollo tecnológico. Sin embargo, esta capacidad hace que, en lugar de prestar atención a un único objeto, pasen el menor tiempo posible en una labor determinada y  abran un mayor número de frentes posibles provocando pérdidas de productividad, descensos en la capacidad de concentración, lecturas más superficiales y periodos de atención muy breves con tendencia a cambiar rápidamente. 
En este ámbito hay un serio problema que todos conocemos: los alumnos están muy predispuestos a utilizar las tecnologías en actividades de estudio y aprendizaje; en contraste con lo que los centros y procesos educativos les puedan ofrecer. Es decir, estos alumnos necesitan un cambio de metodología donde se integren las TIC y como este cambio no se da, encontramos por parte de los alumnos un sentimiento insatisfecho respecto a la labor del docente lo que provoca un mayor distanciamiento entre alumnos y profesores. Esto supone un cambio radical en el ámbito educativo que no creo que muchos profesores estén dispuestos a realizar. Lo que provoca un inconveniente claro para el aprendizaje de los alumnos. 
Finalmente, dejo caer una lanza para que los que leáis mi entrada: La ley nos obliga como docentes a formar ciudadanos activos en la sociedad. ¿Creéis que ese aislamiento e inseguridad y dependencia de las tecnologías está formando individuos activos?

12 comentarios:

José Rovira Collado dijo...

Marta me parecen muy adecuados para el debate todos los argumentos que planteas, aunque claro, no comparto ninguno. Además, como ya he comentado, es necesario apoyar dichas afirmaciones con enlaces, porque aunque la viñeta es divertida, es totalmente irónica. Puedes revisar los planteamientos de Nicholar Carr y verás algunas ideas similares. Y por ahora me callo y espero las respuestas de tus compañeras.

Axel Ramírez Vitoria dijo...

Creo que te centras demasiado en los casos de reclusión social llevados al paroxismo. Sin embargo, la gran mayoría de nativos digitales no son hikikomoris sino que, por otro lado, emplean las redes sociales para enriquecer sus relaciones personales. No como un sustitutivo barato, sino un complemento útil.

Sobre la brecha digital y la necesidad de cambio de tecnologías sí estoy algo más de acuerdo, aunque debo aducir que la iniciativa de los docentes obra maravillas. Debemos dejar de mirar hacia arriba y abanderar el cambio nosotros mismos.

Isa Martinez dijo...

Marta me parecen muy interesantes tus aportaciones porque están argumentadas y son fruto de la reflexión pero siento decirte que no estoy de acuerdo. Pienso que algunas de las desventajas que tú vinculas con los Nativos digitales están sacadas de contexto. Es decir, lo que tú planteas como una posibilidad de aislamiento o problemas para socializarse, yo lo veo como nuevas formas de relacionarse socialmente, con más gente de más lugares, con más posibilidades. E indudablemente con una mayor enriquecimiento. Asimismo, en lo que respecta a la espontaneidad de la conversación cara a cara, sólo recordar que los Nativos digitales no viven en habitaciones cerradas, muy al contrario son personas que han interiorizado el uso de las Tic en sus vidas pero en su ámbito social, familiar, educativo... se comunican oralmente sin problemas (o con los mismos problemas de expresión oral que el resto del mundo.
No obstante, sí comparto contigo el problema económico al que haces referencia.

En cualquier caso, y pese a nuestras discrepancias en este debate, te felicito por tu planteamiento.

letizia nati poltri dijo...

Los puntos que pones de manifiesto, Marta, me parecen muy correctos, porque, como en todos los aspectos de la vida (afortunadamente) no puede ser todo o blanco o negro. Sin embargo, siento decir que en algunos aspectos no estoy de acuerdo contigo. como Isa, yo tampoco creo que las redes sociales supongan un aislamiento de los compañeros o la familía, sino todo lo contrario: los adolescentes fortalecen sus relaciones personales gracias al mundo virtual, o crean nuevas, pero de ninguna manera sostituyen el contacto físico o el aspecto del “cara a cara” con la pantalla: simplemente las TIC complementan este aspecto. Y es precisamente este mayor deseo de compartir, creo, uno de los elementos más interesantes de los nativos digitales, porque con esta nueva generación por fin se plantea el aprendizaje cooperativo, frente al “asilamiento” que suponía el aprendizaje tradicional de los inmigrantes. En este sentido, he encontrado un artículo bastante interesante, que nos presenta algunas conclusiones de un estudio científico sobre las diferencias de aprendizaje entre inmigrantes y nativos digitales, que os ánimo a leer.

Marta Pérez Cerdá dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marta Pérez Cerdá dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marta Pérez Cerdá dijo...

Os dejo aquí un artículo bastante interesante que leí antes de hacer mi entrada para coger argumentos y que creo que puede servirnos como futuros docentes: "Nativos digitales y modelos de aprendizaje" de Felipe García,Javier Portillo, Jesús Romo y Manuel Benito
http://spdece07.ehu.es/actas/Garcia.pdf

Marta Pérez Cerdá dijo...

Me encanta la visión optimista que tenéis de todo. Primero quiero aclarar que mi entrada se destaca lo negativo, y eso no implica que haya muchísimas ventajas. Es mi postura en el debate.
En segundo lugar, estoy de acuerdo en lo que planteáis Leticia, Axel e Isa sobre el hecho de que las redes sociales enriquecen las relaciones personales y sobre todo favorecen la relación con personas que no siempre tienes la posibilidad de comunicarte "cara a cara".
Sin embargo, esto no quita que se esté rompiendo uno de los lazos más importantes para la educación: es decir, la familia. Tú normalmente no hablas con tu padre o con tu madre por Facebook o por Whatssap, sino lo haces con amigos o personas que hacen un papel importante en tu vida pero que no son tu familia. La unión entre las familias es uno de los lazos más importantes para desarrollarnos como seres humanos. En las familias desestructuradas suelen haber muchos más problemas y la solución muchas veces es la unión familiar. Probablemente, la falta de respeto que existe hoy en día sea a causa de esa falta de comunicación cara a cara. Es decir, el verte en situaciones en las que tengas que salir airosamente. Hoy en día sales de todo airosamente y no pasas ningún pudor a través de las tecnologías pero ¿y el cara a cara?
Además, si es cierto que el uso de las redes sociales nos facilita el hacer cosas que antes nos parecían bochornosas. Una chica quiere hablarle a un chico. Internet lo pone a su disposición fácilmente, pero ¿Qué ocurre? Cuando se lo encuentra cara a cara no parece la misma que hablaba con él. Ahora es más tímida y no está tan segura como con el ordenador. La tecnología nos da seguridad pero a la vez inseguridad cuando no la tenemos. Se están rompiendo la comunicación.
Hace poco vi un twit sobre esto. Habían varias imágenes como esta: https://www.google.es/search?q=adolescentes+y+moviles&bav=on.2,or.r_cp.r_qf.&bvm=bv.46226182,d.d2k&biw=1440&bih=772&um=1&ie=UTF-8&hl=es&tbm=isch&source=og&sa=N&tab=wi&ei=6yeKUafHH6SS0QWltYGYDQ#imgrc=DB7rD9J81obi6M%3A%3BWqiGKQOFOvfk8M%3Bhttp%253A%252F%252Fimg.xatakamovil.com%252F2012%252F12%252Fjovenes-con-moviles.jpg%3Bhttp%253A%252F%252Fwww.xatakamovil.com%252Fmovil-y-sociedad%252Fnuestra-sociedad-multipantalla-explicada-por-orange-exposure-2012%3B590%3B393
En diferentes contextos diarios como una reunión de amigos, en una discoteca. En todas las imágenes aparecían los adolescentes con los móviles en las manos. Se dice que los nativos son multitarea pero cuando están con el móvil en una mesa y les hablas la respuesta pasa al olvido y acabas sin obtenerla. Esto también me ocurre a mí y me imagino que a todos vosotros. Estamos en un café coges el móvil, te hablan y no respondes. Al tiempo dices ¿me has dicho algo?...
Probablemente, el futuro de la mayoría de las salidas que hacemos de casa sea el de esta imagen. ¿Os gustaría que fuese así? ¿Seguís pensando que no se pierde nada? ¿Qué todo es positivo?

A mí no, y por eso destaco los aspectos negativos. No puede ser que el avance tecnológico sea todo blanco. También hay cosas negras como en todo. Desde mi punto de vista y para disminuir estos aspectos negativos lo mejor sería educarlos para que vean el Internet como un modo de aprendizaje y comunicarse pero no en todos los ámbitos de su vida.
No digo más, por el momento, aquí os dejo el artículo de Nicholar Carr que defiende muy bien esta postura: http://blog.traductor-financiero.com/2011/05/11/%C2%BFme-estoy-estupidizando-debido-a-internet-superficiales-de-nicholas-carr/

Sandra dijo...

Marta, te felicitado por los argumentos utilizados, teniendo en cuenta que la postura que te ha tocado defender ha sido una cuestión de reparto de grupo. Como bien explica Leti, en este tema, no todo puede ser blanco o negro. Creo que la dependencia, el aislamiento.. todas esas cuestiones, no pueden estar directamente relacionadas con la utilización de las Tic. No podemos caer en el error de acusar a la tecnología como "la culpable de todo". El problema, si existe, nace por el tipo de uso o por abuso de las Tic, pero no podemos hablar de una cuestión generalizada.
Te felicito por tu entrada, compañera.

Stefanía Pérez Fenoll dijo...

Marta me parece que señalas aspectos muy importantes que se están dejando de lado porque solamente se consideran positivos. Me gusta que señales algunos de los inconvenientes que se presentan en los nativos digitales en los tres ámbitos fundamentales. Comparto tu idea de que al no darse la comunicación frente a frente se pierde la espontaneidad y toda la gestualidad que completa la comunicación, que además, aporta matices que no se pueden plasmar en un sms (los emoticonos son una especie de intento para intentar transmitir emociones). Aunque los nativos digitales tengan una mayor facilidad con las nuevas tecnologías no quiere decir que sepan utilizarlas para sacarles provecho y en muchos casos más que ayudarles, esta facilidad les perjudica. Además, pienso que estas ideas de nativos o inmigrantes digitales se pueden poner en relación con la enseñanza de una segunda lengua. En la actualidad, las clases de lengua castellana están enfocadas de una forma muy distinta a las clases de lenguas extranjeras, obviando muchos aspectos y suponiendo demasiadas cosas. Este enfoque dificulta el aprendizaje de los hablantes de esa lengua, sin embargo cuando se les explica algo como si fuera la primera vez que lo escuchan sin dar por sabido nada, el aprendizaje es mucho más efectivo. Por este motivo, pienso que trabajando con nativos digitales se tienen que tener en cuenta muchos aspectos y no pensar que lo saben utilizar todo de la mejor forma. Por otra parte, los inmigrantes digitales con mayor o menor tiempo y esfuerzo pueden alcanzar los niveles de conocimiento de los nativos digitales.

Marta Pérez Cerdá dijo...

!Sandra y Estefanía, gracias por vuestra aportación¡
¡Por fin¡ Alguien que ve los aspectos negativos de los nativos. Estoy totalmente de acuerdo con tu postura y con la ejemplificación que has utilizado de la postura del profesor de lengua en sus clases.
Probablemente todas estas desventajas que he destacado en mi entrada estén un poco generalizadas y como bien dice Sandra quizás esas consecuencias sean fruto del abuso de las Tic o del mal uso de ellas.
Atendiendo al ejemplo que ha puesto Estefanía, considero que una de las mejores formas de evitar todas estas cuestiones que hemos comentado sería cambiando de metodologías y ante los desafíos que se nos producen en la educación, educar a los nativos para que sepan afrontar estas consecuencias y ser conscientes de ellas para evitar que se produzcan.
He encontrado un artículo "Desafío de la educación frente a las TIC" de Gianina De Feo que incluye aspectos que deben tenerse en cuenta para la educación de los nativos y evitar ciertos riesgos como el aislamiento, la falta de interacción social...
http://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/vista/detalle_articulo.php?id_articulo=8289&id_libro=380
Gracias a todos por las aportaciones.

Isa Martinez dijo...

Un buen ejemplo de lo que comentáis, es decir, de emplear las Tic en beneficio del proceso de enseñanza/aprendizaje y también el cambio de metodología para lograrlo lo podemos ver en este proyecto de Toni Solano.

Publicar un comentario

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.